Día 2: “Segovia - Puente Duero, Un Angel en el Camino” 111 km

Castillo de Alcázar de Segovia

Comienza a notarse que los días son mas cortos ahora y mientras dure el buen tiempo tendré que aprovechar las horas de luz que ofrece, por este motivo he salido tan pronto como ha sido posible del hostal sin que todavía haya salido el sol y con una temperatura mas digna ya de esta época del año.



Calle del Real Marqués del Arco

A pesar que he madrugado porque no tenia claro hasta donde tendría que pedalear hoy, lo cierto es que la salida sin luz y con el fresquito de la madrugada se convertiría en lo habitual durante todo el peregrinaje, no solo para aprovechar completamente el día, sino también porque los albergues que encontraría están dispuestos para pernoctar y hay que desocuparlos entre las 8 y 8:30 de la mañana.






Además es preciso aprovechar las horas del día para el viaje.El breve paso por Segovia ha sido muy corto pero productivo, ya que su especial ambiente adornado por antiguas construcciones, conjuntos histórico, su catedral, iglesias y unas calles de especial andar y pedalear.



Zamarramala


Convento de las Hermanas Descalzas 


Casi sin enterarme he atravesado mediaciudad, con los ojos atentos de los mas madrugadores viendome partir desde el Acueducto Romano, para recibir una especial despedida desde Alcázar de Segovia por el Castillo de Segovia y el convento de las Hermanitas Descalzas


Zamarramala

con un ligero descenso que medejaría ad puertas de la cuesta de Zamarramala para iniciar una corta pero inclinada subida para espavilar de una vez por todas, por si acaso no hubiese aun despertado. Los extensos y anchos caminos por los campos me llevarían por un sube y bajapermanente hacia Santa María la Real de Nieva donde mi desayuno estaría acompañado por un ángel del camino, un voluntario de una asociación que no solo me daría suficientes indicaciones para llegar hasta Puente Duero, sino también me enviaría carnetizado, o mejor dicho con la tan anhelada Credencial de Peregrino en mi cartera para poder utilizar los albergues y viajar mucho mas tranquilo con mucha mas información necesaria para continuar.



Hermita en Santa María la Real de Nieva, voluntario llendo a por mi carnet de peregrino 


A partir de ese momento fijaría todas mis intensiones en pisar Santiago de Compostela con todo el esfuerzo y dedicación que hiciese falta, dejando de lado cualquier pensamiento de no culminar.



Caminos posteriores a Santa María llenos de arena sobre los que es imposible pedalear


Valseca


Lo que vendría ahora estaría marcado por los mas de 110 km de difíciles caminos que tendría que completar en mi segundo día, que no dejarían deofrecerme obstáculos, además de la distancia
y del cansancio tendría que vencer durante esta larga jornada hasta Puente Duero, e incluso hasta culminar El Camino de Madrid en la localidad de Sahagún, donde se cruza con el camino Francés. Esta parte del Camino de Madrid esta compuesto por tramos de carreteras y caminos que recorren extensas áreas cultivables  con pocos arboles, sin sombra, con mucho sol y de vez en cuando cruzaremos pequeños pueblos o caseríos muy despoblados, que difícilmente ofrecen donde recargarse de provisiones, sobretodo de agua.



Coca


Coca



Algunos pueblos como el mismo Santa María la Real de Nieva, ofrecen elementos muy típicos al paisaje como la plaza de toros, el monasterio, la iglesia del pueblo y las hermitas, cafeterías y fuentes, pero hay otros menos poblados que solo ofrecen esa extraña sensación de soledad, pues sus gentes seguramente pasan el día fuera del pueblo dedicados a sus cultivos y/o ganaderías.



Castillo de Coca


Otros como la localidad de Coca ofrecen elementos adicionales al paisaje como algunas ruinas, murallas y el espectacular y emblemático Castillo de Coca



Castillo de Coca

de puente levadizo y fosa, que te hace perder en el tiempo. Podría enumerar tantos bonitos pueblos a mi paso, pero son tantos km recorridos que no termino de asimilarlos, ahora que los repaso en el mapa sé que están allí y que existen, que pase por







ellos y que hacen parte de una historia y de la mía propia. He iniciado este viaje con la clara intención de descubrir algo que por mas simple o poco palpable que parezca, me demuestre que valió la pena y aunque al final he resuelto un solo interrogante a nivel personal, he terminado descubriendo 100 razones mas para recomendarlo, muchas de ellas relacionadas con el alma de un pueblo llamado España. 


Albergue de Peregrinos de Puente Duero


He llegado a Puente Duero con el agotamiento normal por la distancia pero he encontrado sin problemas el albergue gracias a la ayuda de sus vecinos y me han dado una humilde y calurosa acogida que estaría llena de gratas sorpresas, con mucha nostalgia y un lugarcito en mi corazón me despidiría de esta amable gente.




Comentarios

Entradas populares de este blog

La Ruta de la Telaraña: Una Escalera al Cielo

Pereira Buga Pereira. Visitando al Señor de los Milagros

El Indomable Cerro Gualí: Odisea desde Pereira Colombia en MTB