Pereira Buga Pereira. Visitando al Señor de los Milagros

Realizada nuevamente el 20 de julio de 2018

La basílica del señor de los Milagros es un lugar muy visitado por peregrinos de Colombia y el mundo, se encuentra en la localidad de Guadalajara de Buga, al centro del departamento del Valle del Cauca de Colombia. A través de los años se ha venido convirtiendo también, en un lugar de peregrinaje para decenas de miles de ciclistas de ruta y de montaña, que buscan superar un duro reto surcando la ruta 25, que atraviesa el país de norte a sur y de sur a norte. Gracias a su ubicación en la parte mas llana del departamento del Valle, ciclistas de localidades a un radio de 150 km, parten en la madrugada, para ponerse a prueba, luchando con gigantes, llanos, duros repechos y grandes cuestas. Yo como todos los fondistas no podría ser la excepción y he realizado dos jueves santos, desde que estoy en Colombia hace dos años esta tremenda jornada, ahora por tercera vez la realizo con un grupo de amigos. Sobre una autovía de dos carriles con suficiente arcén y mucho trafico pesado se abre paso entre los cañauzales, cultivos se sorgo y solla entre otros, parto nuevamente con la ilusión de este gran reto cercano a los 300 km. Su importancia radica en su interés histórico y cultural, la visita al señor de los milagros en la basílica que lleva su mismo nombre y el duro reto que representa a nivel deportivo, por ello la ubicamos como una de nuestras mas grandes rutas, no solo preferidas sino mas duras a realizar desde pereira en MTB!

Muy entusiasmados partíamos sobre las 04:30 hrs desde Pereira, situada a unos 145 km al nor-oriente de Buga sobre la ruta 25. Saldríamos en dirección Villa Olímpica y posteriormente Cerritos entre el arcén y la calzada, meditando un poco sobre este duro reto. El trayecto de ida no representa mayor inconveniente, no porque no haya que pedalear sino porque las primeras horas estamos muy enteros con la fresca del amanecer. otra cara tiene el regreso. De ida en unas cinco horas, con muy pocas paradas, es difícil mantener medias de velocidad altas, en algunos tramos alcanzamos los 40 o 45 km/h pero la media de la ida esta cercana a los 28 km/h.

No es nada comparado con la vuelta. Lo cierto es que la ida se hace sorteando algunos repechos exigentes, pero rodando muy a gusto. Desde Pereira hasta Cartago es un paseo total, pero este largo descenso termina en el km 26, precisamente en Cartago, cuando alcanzamos los 910 m.s.n.m. (Metros Sobre el Nivel del Mar), recordemos que partíamos desde Pereira sobre los 1400 m.s.n.m. y nuestro destino Buga se encuentra a 956 m.s.n.m. Aunque no hay diferencias de altitud muy grandes, la zona no es totalmente llana. Localidades importantes como Buga la Grande (en el km 100) y Tuluá (en el km 120) se encuentran a los 954 y 1020 m.s.n.m. respectivamente, con lo cual se pueden imaginar los columpios que hay que sortear permanentemente (Los columpios como decimos en el lenguaje bikero local, a los sube y baja constantes).
Una vez en Buga, descansamos unos minutos y recargamos provisiones para afrontar la vuelta. A nuestro regreso tendríamos que ir pasando las poblaciones de Presidente, San Pedro y Los Chancos, bordear la ciudad de Tuluá, y continuar superando las poblaciones como la misma Andalucía donde siempre suelo hacer la primer parada a unos 40km de distancia de Buga. Lo cierto es que en Andalucia como en muchos otros municipios del norte del valle se disfrutan de los mejores dulces, sobre todo la jalea, la jalea negra, panderitos y arequipes (dulce de leche similar al caramelo) estos típicos dulces son ideales para mantener nuestra despensa de calorías. Continuamos hacia Bugalagrande, el Overo, La Paila, Zarzal, la Victoria y Obando donde nos detenemos nuevamente.

Obando es una localidad que se encuentra a pie de carretera, de las pocas ya que la autovía fue construida evitando grandes poblaciones pero curiosamente cruza a Obando por el centro, asi que es un buen punto de reagrupamiento para nosotros y descanzo. Hemos sufrido un poco para llegar hasta allí, situado a 90 km al norte de Buga, en el km 231 de nuestra ruta, lo que nos ha implicado mantenernos en movimiento por 50 km desde nuestra última parada oficial, aunque algunos se detuvieron a tomar jugo de uva en las plantaciones de los viñedos y a comer ciruelas que venden los campesinos a pie de carretera.

El intenso calor ha estado es disimulado por las nubes pero sigue siendo sofocante y los números rojos en nuestra despensa de provisiones nos hizo sufrir un poco, como de costumbre en esta ruta. Hasta Obando, dos de nuestros compañeros han tenido que desertar debido al cansancio y problemas derivados de estos, molestias musculares y de articulaciones sin que presenten ninguna gravedad. Así que luego de un merecido descanso continuamos hacia Zaragoza y Cartago a unos 24 km de Obando. Una ultima paradita corta para reponer fuerzas en Cartago para afrontar lo que viene, la subida mas dura hacia Pereira, nuestro destino. a Esta altura quedamos solo 4 integrantes del grupo de los doce que salimos esta mañana con la intención de ir hasta Buga y regresar nuevamente hasta Pereira en nuestras Mountain Bike´s, sumando cerca de 290 km, los compañeros que iban en bicicletas de carretera (o de ruta) han hecho su ruta desde Buga hacia Pereira dejándonos rezagados como es apenas lógico y otros en MTB no esperaron hasta que los compañeros con problemas solucionaran y decidieron marcharse unos minutos antes para asumir la parte mas dura de la ruta, como les decía la subida de Cartago hasta Pereira.

Lo cierto es que esta dura prueba ha exigido que saquemos nuevamente toda nuestra casta, sabíamos que la vuelta sería muy dura, por la experiencia y analizando un poco la altimetría los días previos a la salida, ya esperábamos que nos parsaría factura entre el tramo comprendido entre Andalucía y Obando y los últimos km del regreso, incluida la subida de Cartago. En Buga comenzaba nuestra verdadera odisea, la vuelta. Sortear ese camino de regreso a casa, por falsos llanos, intentando ganar algunos metros de desnivel con el sofocante calor del característico del Valle del Cauca y tener además que rematar con la subida desde Cartago hasta Pereira al final del recorrido, con mas de 250 km encima, lo que nos complica aún más la jornada. Los últimos repechos como el mismo Luz Cola y la Av. 30 de Agosto ya en Pereira, tienen mérito, después de llevar cerca de 300 km sobre nuestras MTB, se hacen bastante largos.

Las piñas en Cerritos a escazos 10 km de la meta, ya en predios de la querendona ciudad de Pereira, marcaban la pauta con un corazón que late mas con el alma que con esfuerzo, luego de estar de nuevo en nuestra ciudad, no hay repecho que impida que nos llevemos el gato al agua, vencimos el cansancio, el sol, el viento y la distancia con nuestra sordera y descubrimos que «solo una cosa vuelve un sueño imposible» mientras le ganamos a la mas dura de las rutas, conscientes de ello y agradecidos con el Señor de los Milagros que nos ha traído sanos y salvos de vuelta a casa y a unos compañeros excepcionales, reto cumplido Pereira-Buga-Pereira!!, a todos mil gracias.
*
*
*
#TeVendoMiBiciEjeCafetero #CedralbikeMTB#UnidosPorDonRobinson #YoMtb #noalfracking#rutasNocturnasPereira #TodosRodandoPorLosPeluditos





Comentarios

Entradas populares de este blog

La Ruta de la Telaraña: Una Escalera al Cielo

El Indomable Cerro Gualí: Odisea desde Pereira Colombia en MTB

“Ruta Pereira – Laguna del Otún: Prohibido Rendirse”