Día 5: “Astorga - La Portela de Valcarce, Vuelve la Montaña” 96 km


La Cruz de Hierro de Foncebadón es un crucero que se haya en el punto mas alto del Camino de Santiago Francés, a unos 1.500 m.s.n.m. aprox. esta ubicado entre Foncebadón y Manjarín

Astorga es una de las villas mas importantes de todo el camino, pues con sus mas de 2000 años de historia refleja un particular y peculiar encanto. Punto de convergencia de los caminos Francés y de la Plata, ofrece una catedral de estilo gótico, renacentista y barroco al mismo tiempo que se empezó a construir en el siglo XVI, el Palacio episcopal diseñado por Gaudí, las Murallas Romanas y todo un conjunto de edificaciones antiguas de estilo barroco como el ayuntamiento, el convento de Sancti Spiritus y la iglesia de San Bartolomé entre otros muchos lugares que hacen de esta localidad un lugar realmente mágico.



Palacio de Molina Seca

El albergue de peregrinos San Javier donde he pasado la noche ha estado fenomenal al igual que todos los albergues por los que he pasado hasta ahora, la hospitalidad de la casa, la convivencia con los demás peregrinos, ha hecho del viaje toda una experiencia.





Se nota un poco el agotamiento a esta altura de la ruta, ya que mucha gente viene un tanto cansada, pero aun así hay ánimos para compartir. Como siempre hay alguna dificultad que superar para comunicarse con los demás, puesto que algunos son polacos o hablan idiomas mas extraños para mi y no nos comunicamos con facilidad aunque sean habituales como ocurre con los franceses, italianos e incluso con algunas británicas mas jóvenes que vienen en grupo y les cuesta relacionarse con los demás.





En todo caso siempre termino montando alguna tertulia en el salón al final del día e intercambiamos algunas experiencias, a tal punto que los británicos se aseguraron a primera hora de la mañana que yo llevase mi teléfono móvil, pues les ha impactado mucho mi historia de Sahagún.






Otro pueblo que es realmente es una pena tener que dejar, pero estoy seguro que disfrutando tan poco de cada sitio garantizare mi regreso. A esta altura del camino he empezado a plantearmelo y no he dudado que pueda llegar a Santiago de Compostela pronto.





No me ha hecho falta la cadena para asegurar la bicicleta hasta ahora, pues siempre he contado con algún lugar dentro de los albergues donde me he quedado para dejarla segura, como aquí en San Javier, que cuenta con un enorme patio. Tempranito en la mañana como todos los días, antes que salga el sol, estoy dispuesto a iniciar una nueva travesía con el ánimo necesario para lo que depare el día. Esta etapa contiene una cuesta importante con un trayecto de subida superior a los 25 km, como todos los días la pasaré cruzando pueblos pero a diferencia de los demás, hoy notaría mucho mas el frío.

Sobretodo porque los vientos se presentaran bastante fuertes, a tal punto que podrían llegarme incluso a tumbar de la bici en algunos tramos. Cuanto cuesta pedalear en estas condiciones, pero llevo siempre presente que el camino me pondrá a prueba y quizás esta sea una de las mas difíciles, pero que lejos estaba yo de acertar hasta donde podría ponerme a prueba Santiago.





Al hacer cumbre luego de tanto pedalear, he divisado a Ponferrada en la distancia mientras hablaba con mi compañero de oficina por el móvil, que a proposito al igual que los demás en el sur de Madrid han estado tan atentos como mi madre a cada una de las noticias que reciben de mi travesía y esto me ha ayudado a mantener fuerte durante los momentos mas difíciles.



Castillo de los Templarios - Ponferrada

Las torres de la energía isotérmica se ven tan pequeñas como dos torres de ajedrez y estienden unas nubes de vapor que se pierden en el cielo, las hélices de los molinos eólicos se divierten mogollón con tanto viento, como no puedo hacerlo yo con el frío.





Pero lo que si he disfrutado ha sido el café con leche que me he tomado en la cumbre con dos magdalenas, quizas el mejor que me he tomado hasta ahora y el mas grande, pues lo que ponen en Madrid en la tasa grande aqui es la pequeña y a la grande le han puesto la super tasa del peregrino. Durante el paso por lo alto de la montaña nos encotraremos pueblos tan emblematicos como Rabanal del Camino y Foncebadón siendo parada obligada la Cruz de Ferro de Foncebadón que apreciáis al comienzo de esta crónica.



Un "pequeño descanso" durante los próximos 15 km de descenso, entre comillas porque lo es por lo menos para las piernas, porque la cuesta tiene gran inclinación, se pueden conseguir velocidades muy altas, el viento fuerte que te puede coger de costado y ademas los coches en la carretera.





Pero he podido descender sin problema, siempre he sido tan bueno en la subida como en la bajada. Una vez termine el descenso, vendrán mas de 45 km de etapa llana, donde destacan el paso por Ponferrada que atrae con sus iglesias y basilicas, el castillo de los templarios, la torre del reloj y el hospital de la reina entre otros y luego la localidad de Villafranca del Vierzo con el palacio de los marqueses, sus conventos, monasterios e iglesias entre otros. Me he detenido antes de las 17:00 hrs en La Portela de Valcarce, un pequeño caserío que ofrece hospedaje a un lado de la N-VI (Nacional 6).



Castillo de los Templarios - Ponferrada


Mañana una etapa importante también con mas cuesta y pronostico de mal tiempo, por lo pronto estoy muy a gustito tomando lo que queda de sol en el albergue hablando con un americano y un alemán en la Portela mientras hacemos planes para la cena.





Comentarios

Entradas populares de este blog

La Ruta de la Telaraña: Una Escalera al Cielo

Pereira Buga Pereira. Visitando al Señor de los Milagros

El Indomable Cerro Gualí: Odisea desde Pereira Colombia en MTB